El 77% de usuarios desbloquean el móvil de la misma manera Una estudiante de Máster revela como (no) deberíamos hacerlo.

A medida que nos hacemos mayores vamos siendo más conscientes de la vulnerabilidad de nuestras contraseñas. Crecemos, y la complejidad de nuestros passwords lo hace con nosotros. La información que guardamos tras ellos es sensible, y cada vez actuamos más en consecuencia.

Según la empresa Password Boss la franja entre los 18 y los 24 años es más proclive a compartir sus credenciales con familiares próximos. Los usuarios más jóvenes también son los que más repiten una misma contraseña para acceder a varios servicios. Un comportamiento que los expertos desaconsejan y que, según estos datos, es menos habitual entre gente adulta.

Ahora bien, esta tendencia no se mantiene a la hora de elegir un patrón de desbloqueo para el teléfono móvil. Aquí, la mayoría de usuarios de Android usan combinaciones demasiado simples y predecibles, y lo hacen a todas edades.

 

Vulnerables

Marte Løge, estudiante de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, ha analizado 4.000 combinaciones de desbloqueo para su tesis de Máster. Y, según sus conclusiones, la mayoría de usuarios usan combinaciones extremadamente vulnerables.

Por ejemplo, el 77% de los que usan patrones de desbloqueo empiezan la figura en alguna esquina del dibujo y un 44% lo hacen en el lado superior izquierdo. De manera inconsciente, según el estudio, reproducimos la manera en cómo leemos. Android no tiene ninguna limitación que impida empezar por algún otro lado, así que si creamos una figura desde el centro, por ejemplo, estaremos más seguros que casi el 80% de usuarios.

Según Løge escribir una letra o número tampoco es aconsejable. Lo hace una de cada 10 personas, y la variedad alfanumérica es muy limitada, cosa que disminuye su eficacia.

 

weak-android-lock-patterns[1]

 

Cómo escribir un patrón seguro

La mayoría de usuarios utilizan figuras de desbloqueo que se podrían descubrir en menos de 100 intentos. Es una cifra bastante baja teniendo en cuenta que existen casi 400.000 combinaciones posibles. La seguridad de un patrón está directamente relacionada con su complejidad: a más largo, más seguro.

Los teléfonos Android permiten dibujar figuras de entre cuatro y nueve nodos, pero el estudio de Løge apunta que la mayoría de usuarios optan por la versión más sencilla.

Deberíamos evitar empezar por una esquina, y especialmente por la superior izquierda.

Por tanto,  según la tesis de Løge, para crear un patrón seguro deberíamos evitar empezar por una esquina, y especialmente por la superior izquierda. A ser posible no dibujar un carácter alfanumérico, y evitar las figuras más sencillas, de cuatro nodos. Los patrones simples permiten 1.624 combinaciones, mientras que los complejos, de ocho y nueve nodos, llegan a las 140.704.

Así que, con un solo gesto, cambiando un patrón sencillo por uno de complejo, podemos estar 86 veces más seguros.

 

Figura: Marte Løge

comments

Posted by Josep Andreu Palacios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *